lunes, 15 de abril de 2019

SALTO DEL NERVION (222m)

El salto de agua más grande de la Península Ibérica??


Desde niños hemos hecho excursiones a ver el salto del Nervión, unas excursiones en familia o con la escuela. En estas pequeñas salidas nuestra pregunta común era; ¿Tiene agua el Salto de Nervión?, la pregunta repetida hasta la saciedad. Esa pregunta sin respuesta, o respondida con un encogimiento de hombros, que quería decir, ya lo veremos una vez allí.

Cuando nos propusimos rapelar el Salto del Nervión, vino a nuestras mentes la pregunta del millón. ¿Bajara con agua el Salto de Nervión? Y es que a la hora de organizar toda la logística para descender este increíble salto de agua… ,mejor hacerlo con agua, de lo contrario nos encontraremos con un gran desfiladero sin agua y completamente seco… y no es lo mismo.


Lo más difícil en cuanto nos propusimos rapelar el Salto del Nervión fue cogerlo en óptimas condiciones para dicha actividad. El desfiladero de Delika es una zona de fuertes vientos, lo cual sumado a que el Nervión tiene un rapel en volado muy largo, hace que sea desaconsejable realizar el descenso en días de fuerte viento debido a su peligrosidad. Por otro lado, que decir de los días que baja pasado de agua, impresiona ver y oír rugir a esa masa de agua precipitarse en sus 222m hacia el Circo de Delika.

La mayor parte del año el Salto Del Nervión se encuentra seco. La roca Kárstica que lo compone absorbe el agua haciéndola brotar de nuevo a la superficie a la altura del pueblo de Orduña. Por esta razón para ver este capricho de la naturaleza en pleno funcionamiento lo mejor es acercarse durante el deshielo o en épocas de fuertes lluvias, muy frecuentes en Euskadi en ciertas estaciones. 



Llevamos tiempo haciendo de detectives, buscamos las condiciones óptimas para rapelar el Nervión. Por fin los teléfonos y WhatsApp están que echan humo. Llego el día esperado. A  la cita acudimos dos miembros de AKELAR para realizar esta actividad en compañía de un@s amig@s. Por proximidad somos los primeros en llegar a Orduña, nos recorre ese nerviosismo y no podemos resistirnos a ir a ver este espectáculo. Así acudimos a una zona de Delika para ver el Salto. ¡Eureka! sigue escupiendo bien de agua y parece que amanece un gran día de sol y ausencia de viento.



Volvemos a Orduña y hacemos tiempo en un bar tomando un café esperando al resto del rebaño. El reloj corre y ya dos cafés esperando a la oveja negra que tarda en llegar es demasiado para el gusanillo o nudo que tenemos en el estómago y empiezan los viajes al baño.

Por fin estamos todos y organizamos lo requeté-organizado, es decir, la combinación de coches. Unos al Bar Del Infierno en Delika y los demás al aparcamiento habilitado en el monte Santiago para ir al mirador. Desde el parking nos vamos turnando con la saca que lleva la cuerda de 200 m, mas otra saca con dos de 60 m para el rapel de la repisa y una tercera con una cuerda de 30 m para el pasamano de aproximación. Todo esto sumado al equipo personal y a los neoprenos hace que tomemos aliento en forma de parada y foto al paso por la lobera restaurada, y charlemos un poco sobre la época en la cual el Lobo correteaba por estos montes.

Cuando te aproximas a la vertical de la cascada de unos 220m y ves el circo que se abre en una profundidad de más de 400m te recorre un cosquilleo por todo el cuerpo,  ante el muchísimo ambiente que tiene. Menos mal que la mayoría ya hemos pasado por el baño jijijj. 


La naturaleza ha creado algo espectacular y grandioso con el cañón de Delika. Hoy tenemos mucho público en el mirador situado a 300m sobre el vacío. Somos los más fotografiados y a saber que discurre por sus mentes, por la nuestra, máxima concentración  ante algo tan esperado como el Nervión con agua. Pero, (siempre hay un pero) en el intervalo desde las 7:30pm hasta 12:00pm el caudal del agua ha descendido muchísimo, y es que, y vuelvo a repetirme, al discurrir por un terreno kárstico estos arroyos son estacionales y hace que el Salto del Nervión pueda desaparecer de un día a otro o dar lugar a que el mismo día de la mañana baje con agua y por la tarde solo discurra un hilito de agua.


Nosotros coseremos la vertical usando las técnicas de espeleología. La instalación discurre por el lado derecho orográfico. Vía abierta en 2007 por Dulanto y Tijero. Esta se encuentra en buenas condiciones alternando en algunos puntos tanto químico como parabolts de 10. Usamos la cuerda de 30m para el pasamano hasta la cabecera así como para seguir cosiendo hasta la vertical de 156m. Todo esto quedara en fijo y volveremos a sacar por arriba una vez finalizadas la actividad.


Una vez en el volado de 156m solo hay lugar a una cosa, al disfrute, hemos dejado atrás los nervios y miedos y empezamos a gozar de la actividad. Grande el circo de Delika, grande el salto de agua, grande la naturaleza, diminutos nosotros ante tanta grandiosidad. Este tramo nos lleva 5 minutos de descenso que cada uno aprovecha como bien sabe, fotos, video… y lo mejor, sentir la sensación de volar como los buitres que hoy nos acompañan.



En cuanto al descendedor utilizado un poco de todo, Stop, Stop posición dressler, Rack, ID…etc. Tras algunos años descendiendo el salto del Nervión decir que el descendedor con el que más libre y a gusto nos hemos sentido ha sido con el ID, dada su gran versatilidad para las grandes verticales, su facilidad de uso y el poco desgaste físico al que te somete. Y no nos pagan por este anuncio gratuito ehhh …


Una vez en la repisa ya solo queda el rappel de 60m. El agua de la cascada nos golpea con fuerza, por lo tanto seguimos con el descenso sin entretenernos en la repisa. Este tramo que en otras circunstancias nos peinaría los pelos del culo esta vez nos resulta insignificante después de llegar del volado de 156m.


Una vez finalizada la actividad seguiremos por el cauce del rio hasta Delika, aquí daremos por concluida nuestra pequeña aventura de hoy. El Salto del Nervión es el nacimiento del rio Nervión, el origen de la ría de Bilbao. Y lugar de peregrinaciones turísticas.
                    
                                         

                                               

1 comentario:

  1. El Salto del Nervión es sorprendentemente el salto de agua más grande de España. Situado entre las provincias de Burgos y Alava, este salto llega a medir 222m de altura, pero ojo, solo lo podrás ver caer el agua dos o tres meses al año, cuando llega el deshielo y la época de lluvias.Felicitaciones por tan grande actividad y bonito texto.

    ResponderEliminar