jueves, 28 de agosto de 2014

Cueva de Troskaeta

26 de agosto de 2014


Aprovechando el calor de una de estas tardes de verano, que mejor que buscar el “fresco” en una cueva, así que nos decidimos a ir a pasar la tarde a la cueva de Troskaeta.
Después de una calurosa aproximación, llegamos a la cueva, de boca pequeña reforzada con piedras a modo de redil.
La boca da paso a una amplia sala, en la que esta la “sima de los osos”, ya que en ella se encontraron varios esqueletos de URSUS SPELEUS u oso de las cavernas. De esta sala seguimos a través de una grieta que da a una escalera. Ya debajo de la escalera y con ésta a nuestra espalda, tomamos la galería de la derecha que nos deja en la base de un pozo con una instalación bastante precaria, al  igual que los dos pozos siguientes (cascada del pozo de los Osiñes y pozo los Osiñes).  Estos están con una vieja cuerda, como de tender pero más gorda y con nudos.
Reforzamos la cabecera, ponemos la cuerda y vamos bajándolos. Son unos pozos sencillos, pero tal y como están quedan muy expuestos.
Ya de aquí vamos por la sala Elosegui sorteando un cuarto pozo por la derecha y por el corredor de los bloques hasta llegar al final de la cavidad donde nos encontramos con La laguna Deseada, la cual, aunque invitaba al baño, no nos venía bien y decidimos dejarlo para mejor ocasión.
La vuelta la hicimos por otras galerías, andando. Visitamos el resto de las salas y varios ramales, muchos de ellos conectados entre sí: entrabas por uno, salías por otro ¿Para que ir de pie pudiendo pasar una gatera? Hasta que por el llamado corredor superior y pequeña gatera -tobogán, aparecimos en la base de la escalera.
Por gran parte del recorrido vimos formaciones muy interesantes y abundantes fósiles.
Una cueva bonita, entretenida y sobretodo muy divertida. De las que sales muy contento.
Como contrapunto a esto, se observan muchas formaciones rotas y otras marcadas, pinturas, restos imperecederos, etc…que hacen que el sabor sea agridulce.

No logramos entender bien cómo se puede llegar a hacer esto, ya que creemos que es esencial conservar las cavidades y / o espacios naturales por muchas razones, y como última si se quiere, que las generaciones venideras puedan disfrutar de estos lugares tanto o más de lo que hemos podido hacerlo nosotros. Es cosa nuestra, de todos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario